El nuevo hospital del Mar será transformable, digital y verde. La Vanguardia